• Mamaty

Mis días de Mamá durante la pandemia de COVID-19

Actualizado: 13 oct 2020

Lo que creíamos que iban a ser un par de días en casa, para evitar la propagación del virus en nuestras vidas, se han convertido en meses. De verdad, no puedo creer que llevemos más de 6 meses sin salir de casa.


Yo he estado muy tranquila en general, pero obvio hay días que me siento diferente (ya sea triste, cansada, mal humorada, histérica, etc.). Pero he tratado de mantener la calma y la tranquilidad, ya que he comprobado miles de veces que cuando yo no estoy bien, nada funciona en casa; hay gritos, berrinches, malas contestaciones y de verdad nada funciona. Así que decidí ver el lado positivo del encierro y tener herramientas que me regresen la paz y tranquilidad cuando la pierdo. Te comparto algunos tips:


1. Tiempo para ti

Debes de encontrar una actividad que te guste y que te haga feliz, busca hacerla diario o lo más seguido que puedas. Explícale a tu familia que para ti hacer esa actividad es importante y la debes de hacer para tú estar feliz y tranquila. Yo te recomiendo que lo anotes en tu agenda y separes ese tiempo para ti. Puede ser cualquier cosa, desde arreglarte todos los días, hacer ejercicio, leer un libro, preparar algo rico de comer, ver la tele, o solo tirarte a ver el celular un rato, realmente lo que sea, pero que sea tiempo para ti.


2. Medita

Meditar me ha ayudado muchísimo en estos días. Y soy cero experta, antes de la pandemia había meditado 2 o 3 veces (como parte de alguna clase). Yo he buscado meditaciones guiadas en YouTube o en Spotify, también bajé la app de "Calm" donde tienes diferentes meditaciones diarias. Y en estos días tomé un curso buenísimo que me ayudo mucho, tiene ejercicios de meditación y otros ejercicios de reflexión (te comparto la liga por si te interesa lo veas, de verdad me cambió mucho la perspectiva y el humor en los días difíciles, es una joya de curso, te da tips buenísimos de como estar en paz en casa y más, para verlo da clic aquí ).

Meditar sólo te toma 10 minutos diarios y realmente ayuda, por que tomas un tiempo en paz contigo misma y el chiste es que tu mente se desconecte de todos tus pensamientos.


3. Usa Aceites Esenciales

Usar aceites esenciales me ha ayudado mucho, ya que ayudan a equilibrar tus emociones. Yo los uso en el difusor (y así toda la familia obtiene los beneficios) y también los uso tópicos, para poder calmar o estabilizar más rápido mis emociones. Aquí te dejo los que he estado usando en estos días. Y una breve explicación de para que sirven.


Adaptiv: te ayuda a adaptarte al entorno o situación en el que estés. Úsalo cuando quieras salir corriendo, cuando sientas que te urge regresar a la vieja normalidad.


Motivate: cuando estés sin ganas de hacer cosas, con una actitud negativa, literal desmotivado, esta mezcla te va a ayudar a tener ganas de hacer las cosas.


Cheer: te pone de buenas, así que lo debes de usar los días que te sientas de malas o con pocos ánimos.


Elevation: te ayuda a elevar tu estado de ánimo, te da energía y ganas de hacer las cosas. Éste lo utilizo yo por la mañanas al despertarme, cuando siento que ya no puedo más del cansancio acumulado.


Balance: cuando estás de malas, histérica, gritando, este aceite te va a regresar la paz y balancear tus emociones. También es ideal para los berrinches de los niños!


Cítricos: cualquier cítrico (limón, mandarina, toronja, citrus bliss, etc.), puedes ponerlo en el difusor para ponerte a ti y a tu familia de buen humor.


Serenity: ideal para poder descansar por la noche. En relación a este tema, en otro post te platiqué de mi rutina para dormir (adultos y niños) ahí puedes leer un poco más del tema.


Todos los aceites esenciales cuando se aplican para las emociones, los debes de aplicar en las muñecas, atrás de las orejas y en el corazón y los puedes utilizar cada 3 o 4 horas. Entra a la sección de Aceites Esenciales, para aprender más acerca de ellos.


4. Cosas positivas y Agradecimiento

Creo que es el paso más sencillo y probablemente el que más funcione. He tomado algunos cursos y leído algunas teorías, pero todo se resume en que todos somos energía y lo que pensamos es lo que atraemos. Si tú te quejas le estas mandando la señal al universo que quieres más de eso. Y si tú agradeces cosas buenas y siempre con un pensamiento positivo, el universo te mandará más cosas de eso. Por eso, te invito a que seas positiva (y te lo dice alguien que a lo largo de su vida siempre fue súper súper negativa). Pero de verdad, ya aprendí y comprobé que si soy positiva y agradecida las cosas buenas llegan solitas. Y es una actividad super sencilla, todos los días cuando despiertes y cuando te vayas a dormir agradece algo bueno de tu día. Es más, te invito a que hagas el mismo ejercicio con tus hijos y te vas a divertir de las cosas que agradecen.


5. Fluye

Literal fluye, es un momento de incertidumbre y lo mejor que podemos hacer es respetar las decisiones de los demás, seguir nuestros instintos y hacer lo que a nosotros nos haga felices y nos de paz. Así que Fluye! Y no te enganches con problemas que no son tuyos.





Todo esto, te lo platico desde mi experiencia, yo no soy experta en nada (no soy psicóloga, no soy maestra de yoga, ni soy terapeuta) sólo soy una mamá de dos niños de 5 y de 2 años, la cual estoy tratando de hacer mi mejor esfuerzo, para que todos la pasemos perfecto en esta situación que es completamente atípica. Espero que te sirvan mis tips y si tu tienes algo que te haya funcionado compártelo conmigo para también hacerlo.


Te mando un abrazo.


Un beso,

Daniela


300 visualizaciones
Suscríbete
Así no te perderás ninguno de mis Post!