• Mamaty

6 ventajas de los juguetes de madera para los más pequeños

Con una gran diversidad de juguetes de los cuales elegir, muchas veces puede ser abrumador decidir qué juguete comprar para nuestros hijos.


Lo ideal, es que sin importar su edad se trate de un juguete seguro, duradero y de un costo accesible. Además, debe contribuir en el desarrollo de sus habilidades tanto mentales como físicas.


Debido a su variedad y facilidad para encontrarlos en cualquier lugar, los más populares son los juguetes de plástico. Sin embargo, se dejan de lado otros tipos que ofrecen grandes ventajas como los de madera. Este tipo de juguetes te pueden brindar muchos beneficios que fácilmente superan a los brillantes y atractivos juguetes de plástico.


Si estás buscando una nueva alternativa para tus hijos, te invito a conocer 6 ventajas de elegir juguetes de madera.


conoce los beneficios de los juguetes de madera

1. Fomentan la imaginación

Una de las principales ventajas de los juguetes de madera es que requieren que el niño use su propia imaginación. Y jugar en las etapas iniciales es crucial para el desarrollo y crecimiento de un niño.

Hoy en día, hay un número infinito de juguetes para elegir que pueden interactuar con tu pequeño. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que el juego a través de la imaginación es crucial para la capacidad cognitiva de un niño.

Los juguetes de madera no tienen partes electrónicas o comandos de voz que instruyan a tu hijo sobre lo que debe hacer. Por lo tanto, le permite utilizar sus habilidades de razonamiento en cuanto a las actividades que considera más adecuadas.

El juego de roles y el juego imaginativo también estimularán diferentes tipos de inteligencias como las habilidades emocionales, sociales y de pensamiento.

Algunos de los juguetes clásicos de madera, como los rompecabezas y los bloques de construcción, ayudan a los niños con el cálculo, la motricidad y la resolución de problemas. Los niños también comienzan a ejercitar sus habilidades motoras finas y la coordinación entre sus ojos y las manos con los juguetes de madera en lugar de simplemente apretar botones y mirar.


2. Respetuoso con el medio ambiente

¿Quieres aportar en el cuidado del medio ambiente? En general, los juguetes de madera son más eco amigables que los de plástico debido a su naturaleza biodegradable y a su capacidad de ser reciclados. En lugar de llenar la basura con productos hechos en base a un material altamente contaminante, puedes comprar juguetes de un material que terminará regresando a la naturaleza.

Cada vez que le das a tu hijo un juguete de madera, estás contribuyendo con el cuidado de nuestro planeta y como resultado, transmitiendo estos valores a tu hijo. Con un producto orgánico, renovable y de origen sostenible, los juguetes de madera son una opción mucho más respetuosa con el medio ambiente que el plástico.

3. Seguridad

La principal preocupación de una madre por su hijo es la seguridad. La madera es, en efecto, una alternativa más segura que el plástico o el metal, ya que los niños tienden a meterse todo en la boca. Los juguetes de plástico, especialmente los de bajo costo, se pueden romper fácilmente, dejando potencialmente bordes afilados y pequeñas partes que causarán daño a tu hijo.

Por lo tanto, si te preocupa la seguridad de tu hijo cada vez que juegue con sus juguetes, es mejor que le brindes juguetes de madera de alta calidad. La madera, en comparación a otros materiales, es más resistente y ofrece menos riesgos.

No sólo los juguetes de madera son más seguros, sino que benefician la salud y el bienestar de tu hijo.

4. Durabilidad y longevidad

Los niños no son precisamente gentiles cuando se trata de sus juguetes. Aunque el plástico es algo duradero, los materiales que se usan en muchos juguetes a menudo se desgastan o se rompen. Por otro lado, los juguetes de madera, son extremadamente duraderos y pueden ser repintados para que parezcan nuevos. Esto los hace amigables con el medio ambiente y pueden compensar con creces su costo ligeramente mayor.

La madera puede durar mucho tiempo. Debido a esto, este tipo de juguetes tienen una larga vida y pueden ser pasados a hermanos menores, parientes o amigos. Por lo tanto, obtendrás un buen valor y vida de estos excelentes juguetes.

5. Son más baratos

Mientras que el costo inicial es mayor que el de los juguetes de plástico, la vida útil de un juguete de madera es significativamente mayor que la de uno de plástico. En lugar de tener que seguir comprando el mismo juguete que se rompe fácilmente o seguir adquiriendo nuevas baterías, un juguete de madera puede sobrevivir durante décadas.

Esto significa que puedes reutilizarlos, ahorrando dinero a largo plazo. Además, los juguetes sin pilas ni componentes eléctricos son mucho más fáciles y baratos de mantener. Mientras que el costo de funcionamiento a corto plazo es mayor, el costo de funcionamiento a largo plazo te ayudará a ahorrar dinero.

6. Aspecto atemporal

A los niños les encanta experimentar diferentes pesos y texturas. El plástico no transmite a un niño la misma sensación y experiencia sensorial que un juguete de madera. Hay cierta sensación que viene con un objeto de madera bien hecho y los niños lo saben mejor que nadie. Además de esta sensación, hay un elemento atemporal. Este aspecto moderno y su simplicidad, añaden una decoración perfecta a cualquier habitación.




En resumen, los juguetes de madera son mucho más amables con el medio ambiente, así como saludables para el desarrollo y la salud de los niños. Los juguetes de madera tampoco son demasiado costosos, así que es algo que todos podemos permitirnos.

Sin embargo, esto no quiere decir que todos los juguetes de plástico sean malos. También puedes contar con un par de ellos, pero teniendo en cuenta la durabilidad y el valor que le ofrecen a tus hijos.


Un beso,

Daniela


51 visualizaciones
Suscríbete
Así no te perderás ninguno de mis Post!