• Mamaty

Crea tu Banco de Leche Materna

Actualizado: 14 oct 2019

Seguro has escuchado este termino de "Banco de Leche" y aquí te voy a explicar qué es, para qué te sirve y cómo lograrlo.


¿Qué es el Banco de Leche?

El Banco de Leche Materna es literal tener una buena cantidad de bolsas de leche materna congelada en tu refrigerador.


¿Para qué te sirve?

Es un básico, ya que te ayuda a tener leche lista por si en algún momento necesitas dejar a tu bebé encargado con alguien más, ya sea por que tienes alguna cita médica, algún evento o simplemente es momento de regresar a trabajar.



Mi Banco de Leche Materna dentro del cajón del congelador

¿Cómo empezar mi Banco de Leche?

Hay técnicas muy intensas de como hacer el banco de leche, con esto me refiero a establecer un horario adicional ademas de todas las tomas que le das al bebé, ponerte una hora extra para sacarte diario a esa misma hora y así hacer un gran banco de leche. A mí se me hace muy extremo y creo que ya es suficiente el tiempo que le dedicas a tu bebé con la lactancia, como para aumentar algo más a tus horarios. Yo lo hago siempre de manera muy casual. Aquí te pongo los momentos en los que me saco leche, para poder llenar mi banco:


1. Dejo encargado a mi bebé una o dos horas: en esos casos siempre antes de salir o de dejarlo me saco leche, 15 o 20 minutos de ambos lados. Yo uso el Sacaleche doble de Medela, entonces en 20 minutos ya tengo llenos los dos biberones. La dejo sin congelar ya que esa es la leche que en teoría va a tomar mientras yo no estoy. Si cuando regreso no se la tomó, le doy yo del pecho y esa la congelo.


2. Dejo encargado a mi bebé mas de dos horas: en esos casos me voy sacando leche uno o dos días antes de que lo vaya a dejar, me saco una vez que le terminé de dar pecho al bebé y con esto me aseguro que ya no va a querer. Igual me saco de ambos lados, pero en ese caso, lo más seguro es que solo juntes 2 o 3 onzas, en los 15 o 20 minutos, pero no importa, el chiste es ir juntando varias onzas para el día que lo vayas a dejar.

En esos casos esas 2 onzas de cada lado las puedes juntar en una sola bolsa y congelarlas o dejarlas en el biberón en el refrigerador (dura hasta una semana en el refrigerador, consulta tabla abajo).

En cuanto a la frecuencia, depende cuanto tiempo lo vayas a dejar, pues depende cuanta leche necesites dejar. Puede ser 1 o 2 veces en el día o literal en cada toma.


Mi recomendación es que todo lo que te saques, lo congeles y sólo dejes fresca la que te saques justo antes de dejarlo, de esta manera tu Banco de Leche empezará a crecer.


3. Cuando tengo algún pecho congestionado: Una vez que mi bebé ya terminó de comer y se quedó dormido, dejo pasar al menos 20 minutos y si sigue dormido o se despertó y no quiso volver a comer y yo siento que el pecho me va a explotar o me empieza a molestar (se siente duro y caliente), ahí es cuando aprovecho y me saco leche para crecer el banco de leche y además para sentirme bien y evitar una congestión (puede llevar a dar fiebre y es horrible!!). Esto es común ya que después de los picos de crecimiento la producción de leche tarda en regularse, o sea en esos días uno produce más leche de la que el bebé necesita. O tal vez comió más de un lado que del otro y por eso un pecho no se vació.

Así que una vez que empiezo a sentir molestia, uso el sacaleche y en este caso sólo me saco el tiempo necesario para sentir alivio. El punto es evitar que se te congestione el pecho, pero tampoco quieres sobreestimular ya que sino va a seguir produciendo más de lo debido. Como tip, la señal de que ya es suficiente es cuando sientes de nuevo el pecho aguadito y ya no hay molestia en ninguna zona. Otro tip es usar calor local, para que se descongestione más rápido. Con un cojín eléctrico o un cojín de semillas lo pones en el pecho mientras te sacas la leche.


4. Cuando no estoy con mi bebé: Si dejé encargado a mi bebé para salir y me voy a tardar más de dos horas, entonces me saco leche para seguir estimulando y así que no baje mi producción de leche, además esta es una forma de que el banco de leche crezca super rápido!

Esto puede deberse a varías razones, aquí te dejo algunos tips, dependiendo la razón por la que no estas con tu bebé:

Si se debe a que regresaste al trabajo, te aconsejo leer otro de mis post "Tips para sacarte leche en el trabajo", puedes leerlo aquí.

La otra razón muy común por la que no estas con tu bebé es un evento. Yo lo que hago es sacarme leche en los trayectos de ida y de vuelta a casa. En el coche me pongo mi trapito de lactancia y me voy sacando leche, te voy a confesar que lo he hecho como copiloto y también lo he hecho manejando jajaja me conecto todo antes de empezar a manejar y así me voy manejando y llegando al destino me lo quito todo y pongo mi leche en una lunchera con hielos. Si no vas en coche y vas en transporte, te sugiero que te saques llegando al lugar donde sea tu evento y que antes de salir lo vuelvas hacer.



En estos cuatro escenarios es como fui haciendo mi banco de leche. En todos los casos, te recomiendo que no congeles la leche de manera inmediata ya que puede ser que te hayas apresurado y que tu bebé se haya quedado con hambre y cuando intente comer, esté un poco desesperado por que no le sale suficiente, en esos casos le das un poco de lo que te extrajiste en biberón. Y listo, el resto lo congelas.


¿Cómo manejar mi Banco de Leche?


Aquí te dejo un par de tips, para que te sea más fácil hacer y mantener el Banco de leche.


1. Siempre lávate las manos antes de extraerte leche.


Este era mi Banco de Leche en casa de mi mamá

2. Si vas a utilizar bolsas que sean especiales para congelar leche materna (deben de ser libres de BPA). De hecho, ya venden bolsas que se pueden adaptar directo al sacaleche. Pero también puedes usar biberones de plástico o de vidrio. NUNCA utilices otro recipiente que no sea apto para congelar leche materna ya que podría contaminarse.


Las bolsas solo se almacenaban en mi casa por eso solo tienen fecha y cantidad

3. Siempre anota cuantas onzas son y la fecha, esos dos datos son súper importantes. Opcional es poner la hora (por si quieres darle una bolsa de la misma hora que le toca, pero sinceramente yo nunca lo hacía), otro dato opcional es su nombre o tu nombre, depende donde se vaya a quedar guardada la leche(si va a estar en el refrigerador de la guardería o de tu trabajo, es super importante que le pongas nombre).


Es más fácil usar bolsas acostadas y biberones

4. Almacena las bolsas acostadas, así será más fácil descongelarla y también será más fácil guardarlas.


5. NUNCA descongeles o calientes la leche materna en el Microondas ya que pierde sus propiedades. Sigue leyendo, más adelante explico cómo descongelarla.

Guarda la leche en la parte del congelador mas alejada de la puerta, puede ser dentro de un cajón, lunchera o bolsa.


6. Siempre congela bolsas con diferente cantidad de onzas, ya que si siempre congelas 5oz y el bebé solo va a tomar 3oz se va a desperdiciar mucha leche. Y como dice mi mamá, "la leche materna es Oro".


¿Se pueden mezclar la leche de las bolsas congeladas?

Sí, no hay problema, puedes mezclar dos bolsas.


¿Cómo descongelo la leche materna?

  1. Sacar la leche del congelador y pasarla al refrigerador un par de horas antes de que se vaya a usar. Mas o menos unas 6 horas antes.

  2. A baño maría (ya sea en el calentador de biberones o en una ollita pones agua a hervir, después la sacas de la lumbre y metes la leche congelada). Esta opción la recomiendo cuando la leche este congelada en un biberón.

  3. Bajo el chorro del agua a temperatura ambiente. Esta opción la recomiendo cuando está en bolsita y por eso recomiendo que se congele acostada ya que así bajo el chorro de agua se descongela súper rápido.


¿Cuánto dura la leche congelada?

Aquí te dejo un tablita con la duración de la leche, para que la tengas a la mano siempre!


Estas son mis recomendaciones de como lograr un buen Banco de leche. Y mi último tip es que si puedes, dones un poco de leche, la cual puede durar hasta 12 meses en el congelador, así que si ves que su caducidad esta cerca, te recomiendo hacer una donación a algún banco de leche de tu ciudad.


Esa leche puede hacer muy feliz a otros bebes y a otras mamas que por diversas circunstancias no pueden amamantar a sus bebes. Yo con Vi done en dos ocasiones, la primera doné 30 onzas y la segunda creo que eran cerca de 50 oz. Y en el caso de Leo, justo acabo de introducirle la leche de vaca y y a le dejé de dar lechita yo (pronto escribiré el diario del destete). Y como él ya está super adaptado a su nueva leche, entonces decidí donar las bolsas que me quedaron, para así ayudar a alguien más, en su caso también me sobraron 50 oz.

Para donar la leche sólo tienes que cumplir ciertos requisitos de salud, en mi caso programe la visita a mi casa, llegó un Doctor del Hospital de Perinatología de la Ciudad de México, me hizo un cuestionario de temas médicos relacionados a mi embarazo y listo, ellos traen una hielera y se llevan tu leche. Puedes donar la cantidad que quieras. De hecho también puedes llevar la leche, directo al Hospital. De corazón las invito a donar, es una buena manera de ayudar a alguien más y se siente una gran satisfacción el poder compartir con alguien más este líquido maravilloso que nuestro cuerpo produce para alimentar a nuestros bebes.


Suerte creando tu Banco de Leche, cualquier duda escríbeme y te ayudo.


Un beso,

Daniela


2461 visualizaciones
Suscríbete
Así no te perderás ninguno de mis Post!